ZINAIDA SEREBRIAKOVA

Zinaida Serebriakova (1884-1967), pintora rusa. Serebriakova fue criada en una refinada familia de artistas y ya era una artista reconocida cuando se produjo la revolución rusa. A partir de entonces, tuvo grandes dificultades. Viuda, con cua-tro hijos y cuidando de su madre enferma, tuvo grandes dificultades econó-micas. No transigió con los condicionamientos impuestos por el gobierno y se ganó la vida haciendo trabajos menores de pintura. Al viajar a París para cumplir con un encargo, en 1924, el régimen soviético le impidió regresar a su país y quedó separada de sus hijos y su madre. Logró llevar consigo, un par de años después, a dos de sus hijos pero tuvieron que pasar 36 años para reencontrarse con los otros dos, en 1960, cuando el gobierno de Jruschov se lo permitió. En 1966, realizó una exposición de gran éxito en Moscú pero no quiso abandonar Francia, que se había convertido en su segunda patria. Sus cuadros tienen una gran personalidad, extraordinaria vitalidad y dos períodos diferenciados: antes de la revolución, en los que muestran optimismo, y posterior a la revolución, donde están recorridos por un tenue pero constante pesimismo. Capacitada para pintar tanto retratos familiares como desnudos, en unos y otros muestra una destreza exquisita. Sus figuras y sus desnudos tienen una gran femineidad, un fino erotismo, una delicada sensualidad.

bañista
retrato de olga konstantinova laceray
los brotes de cultivo en otoño
iluminada por el sol
desnudo reclinado
desnudo acostado
bañistas
cosecha
retrato de una bailarina
autorretrato en el tocador
desayuno

castillo de naipes


desnudo acostado


mujer marroquí