ÉDOUARD MANET

Édouard Manet (1832-1883), francés. De gran influencia para los impresionistas, nunca perteneció a este grupo, a pesar de haber hecho algunos cuadros de este estilo. Es un pintor que observa la realidad desde un punto de vida muy burgués parisino del siglo XIX. Incansable buscador de fama, realiza dos cuadros que escandalizan a la burguesía a la que se dirige: "El desayuno en la hierba" (más que influenciado por "Fiesta campestre", de Giorgione) y "Olimpia" (una versión moderna de "Venus de Urbino", de Tiziano). Oscilando entre el realismo y el impresionismo, Manet usa pinceladas rápidas y cargadas, sus composiciones son muy trabajadas pero defectuosas. Los personajes se encuentran libres de emociones y sensaciones. Cada uno da la impresión de estar en su propio mundo, a pesar de formar parte de un conjunto. No es un innovador, más bien un adaptador a los nuevos tiempos de técnicas y obras conocidas. De todos modos, por su actitud de pintar con libertad, de adoptar una personalidad propia y por su influencia sobre el movimiento impresionista, resulta un artista de importancia.

el balcón
en el bar de folies bergêre
el reposo
en la playa
la lectura
música en las tullerías
la ejecución del emperador maximiliano
pífano
olimpia
el desayuno en la hierba