JAMES ENSOR

James Ensor (1860-1949), belga. Sus primeras obras lo muestran como un pintor de estilo realista. Los paisajes son pintados con un tono algo melancólico; los interiores están inmersos en una atmósfera densa. Los colores son oscuros y Ensor, por detrás de la mirada al interior de los personaje, comienza a bosquejar, muy sutilmente, una posición social crítica que se hará notoria cuando abandone este estilo y adopte otro. Su paleta cambia, los colores se vuelven claros, fuertes, agresivos. Los temas se centran en los aspectos más críticos hacia los poderes. Las figuras se vuelven raras. Una serie de cuadros tienden a ironizar sobre la hipocresía, a la que representa por máscaras. Las máscaras que cubren los rostros de la burguesía. Los símbolos abundan; lo real se presenta exacerbado hasta resultar irreal, caricaturesco, onírico. Influyente en el expresionismo y en el surrealismo, Ensor fue un pintor que dejó con “Entrada de Cristo en Bruselas” y con “Intriga”, dos obras importantes y curiosas del siglo XX.

la espera
el remero
salón burgués
barcos de vela
el asombro de la máscara
el banquete del hambre
intriga
entrada de cristo en bruselas
música en una calle de flanders
las máscaras extrañas