JOHANNES VERMEER

Johannes Vermeer van Delft (1632-1675), holandés. Con una vida breve y una obra reducida compuesta por unos 35 cuadros, Vermeer es uno de los más importantes artistas de la pintura. Se le suele ubicar dentro del barroco pero sus cuadros son muy diferentes. Tienen un sello demasiado personal, intemporal y trascendente como para ser ubicado dentro de un estilo determinado. Sus pinturas son de una maestría absoluta. Vermeer es sobre todo, pintor de momentos a los que capta con una precisión casi fotográfica, anticipando en cuatrocientos años al hiperrealismo. Las escenas que pinta tienen una minuciosidad casi obsesiva. El mínimo detalle es descripto con una precisión asombrosa. Vermeer detiene el tiempo en un instante. En ese instante captura lo que alguien hace. En ese momento fugaz, pero eternizado en la obra, Vermeer parece estar contando una historia, simple y cotidiana. En vida, tuvo dificultades económicas y, si bien sus cuadros se cotizaban a buen precio, para ganarse la vida trabajaba como tasador de arte. Tuvo once hijos y dejó muchas deudas. También, obras maestras inigualables.  Es el caso de "La joven de la perla", "La lechera" o "La encajera".


la encajera
la joven de la perla
la lechera
señora y sirvienta
la tasadora de perlas
el vaso de vino
lectora en azul
el geografo
la lección de música